Cedritos

La Escuela de la Felicidad

Uno de los programas bandera de Brahma Kumaris Cedritos es el llamado “Escuela de la Felicidad”. Este programa consiste en invitar a personas que están haciendo cosas hermosas para ayudar a otros ya sea a través del arte, de la medicina, de la ciencia, del medio ambiente, de la religión y de muchos otros oficios. Tanto lo que estas personas tan valiosas hacen como lo que hace Brahma Kumaris, es para lograr que las personas tengan una mejor calidad de vida y aumenten su grado de felicidad.

Lo que hacemos en Lotus es invitar a personas interesantes, para establecer un diálogo y propiciar un intercambio de ideas. Son personas que inspiran a otros a través de lo que hacen.

Este programa es como una alianza estratégica. Nos interesa que otros grupos interdisciplinarios nos conozcan y sientan que nuestras puertas están abiertas como contribución a su crecimiento espiritual.

El público en general responde muy positivamente frente a este programa ya que se pone de manifiesto nuestra apertura, respeto por las ideas de los demás y flexibilidad.

Tanto los invitados como Brahma Kumaris miramos lo que nos une, que son muchas cosas, y no lo que nos distancia.

Algo Acerca de la Felicidad

BK Yolanda Barón, Directora de Bhrahma Kumaris Cedritos con BK Franclis Brecher,

BK Yolanda Barón, Directora de Bhrahma Kumaris Cedritos con BK Franclis Brecher,

La felicidad no viene solamente de saber que está en mí, que es un gen espiritual que no muta. Siempre está y estará como compañera de mi vida.

No se puede perseguir la felicidad en sí misma. Saber que soy un ser feliz por naturaleza, no es suficiente. Tenemos que activarla. Explorarla. Sacarla. Y hay muchas formas.

La felicidad proviene de la alegría de las realizaciones, de los logros alcanzados, de la emoción del esfuerzo creativo. El ser humano necesita proyectar y materializar sus sueños. Tener aspiraciones y logros. Encaminarse hacia el triunfo. Porque solo cuando hay un camino a recorrer con objetivos claros, logramos la felicidad.

Tampoco la felicidad proviene de hacer esfuerzos fáciles sino del resplandor que produce la satisfacción que se siente cuando hemos logrado algo que tiene por lo menos un grado mínimo de esfuerzo.

Se experimenta mucha felicidad cuando se logra algo en lo que hemos invertido tiempo, conocimiento, talento, y en lo que hemos puesto lo mejor de nosotros.

Cuando coloco entusiasmo, creatividad, fe, amor, seguridad en un proyecto grande o pequeño, todo esto me hace crecer espiritualmente, mantengo mi autoestima elevada y todos esos ingredientes encierran la semilla de la felicidad. Así no se obtenga algo visible, ya se habrá ganado mucho. El esfuerzo es una ganancia en sí mismo.

Esta inversión espiritual se capitaliza al 1 por 1000. Se gana experiencia, fuerza, seguridad y coraje. La felicidad no se logra en un estado de letargo, de inercia. Sino cuando somos perseguidores de objetivos. Cuando tengo la realización de haber logrado algo en lo que he puesto esperanza y empeño.

La felicidad estriba en la actividad creativa. Es como un río que fluye, donde puede haber torbellinos, cascadas, escondites, y piedras, y dista mucho de ser como un pozo estancado.

fotolotus

Sede Cedritos

FullSizeRender

Sede Cedritos

Avenida 19 # 151-23
Teléfono: 57-1-626 4060
Celular: 57-1-310 298 3755
bogota.cedritos@co.brahmakumaris.org

No se admiten más comentarios