Ken O´Donnell visita Colombia – Eventos


Sobre la incertidumbre:

La incertidumbre y frustraciones que rodean la vida en los albores de este milenio confunden de tal manera, que parecen no dejar espacio para que las personas respiren y mucho menos para que se recuperen de forma que puedan afrontarlas.

Las cuatro relaciones esenciales -con el ser interior, con los demás con la naturaleza y con Dios, presentan graves indicios de deterioro.

Al contrario de lo que dicta el sentido común, el ser humano pese a haber conseguido descubrir el fantástico poder del átomo y curar la más resistente de las enfermedades, no ha aprendido a utilizar su propia fuerza interior para librarse de su dolor existencial.

El mundo moderno hereda las consecuencias de estructuras económicas y hegemonías pasadas, las cuales se han creado sobre la base de la explotación e incluso del abuso de sociedades más débiles y la gran violación inescrupulosa de nuestro ambiente natural.

Con el tiempo, el valor intrínseco de las cosas es reemplazado por valores artificiales. Todo el sistema económico, que estuvo basado en el pasado sobre riqueza real convertible, es transferido al ciberespacio. La verdadera riqueza es solo un pequeño porcentaje de lo que se conoce como la riqueza existente. El resto está basado en deudas en forma de dígitos en el mundo cibernético, dominadas y sostenidas por el miedo y la codicia. La incertidumbre permanente se convierte en el estándar, a medida que los países se esfuerzan por interpretar su parte en el juego económico. La mayoría de las decisiones que tienen importancia para el futuro de la humanidad, están condicionadas por consideraciones económicas egoístas.

Pero, aunque la situación mundial no es muy prometedora, no debemos dejar de lado nuestras aspiraciones e ideales más elevados sin apenas luchar. Con un poco más de fe en nuestro potencial interior, podemos enfrentarnos a todos los obstáculos y superarlos, además de vivir ese momento, no como el final de todo sino como un nuevo comienzo, una celebración de un cambio duradero.

En la terminología de la visión positiva del ser, la transformación significa la derrota de todo lo viejo e inútil, así como la creación y consolidación de una nueva perspectiva.

En un mundo en el que el tener es el criterio de las naciones, el hecho de ser o no pacífico es una cuestión que cobra cada vez más fuerza.


VIDEO DE INVITACIÓN


BIODATA KEN O’DONNELL


Más información: (57) 3105727056 o ir a Retiros internacionales

 

No se admiten más comentarios