Diplomado “Gerencia de la Felicidad en la Organización”

Como resultado de la alianza estratégica entre la Universidad Autónoma de Bucaramanga- UNAB, Fenalco Santander, el Sena y la Asociación Brahma Kumaris – Colombia, en Bucaramanga se realizó el diplomado “Gerencia de la Felicidad en la Organización”, con la participación de 25 representantes de diferentes organizaciones que operan en el Departamento de Santander.

Grupo pionero 2016

Grupo pionero 2016

La estructura curricular del diplomado fue diseñada por la Asociación Brahma Kumaris, con base en el conocimiento y experiencia que tiene la Institución en el desarrollo de programas y actividades que buscan mejorar la calidad de vida de la personas, así como también teniendo en cuenta los retos del siglo XXI para las organizaciones.

El Diplomado busca que los participantes lleven a la práctica su liderazgo personal, para diseñar y proponer estrategias que contribuyan a fortalecer la cultura organizacional, donde las personas se sientan seguras y aceptadas,  cuenten con el apoyo necesario para que aporten mayor valor a su gestión y para que puedan alinear las metas personales con las del negocio; en el entendido que el futuro de la organización está en sus manos, pues, tienen las habilidades necesarias para adaptar o desarrollar los productos o servicios que se les requiera.

Los facilitadores del Diplomado son parte del personal voluntario calificado que tiene la Asociación, quienes aportan sus conocimientos, experiencias y competencias al desarrollo de los módulos que conforman la estructura curricular de dicha actividad académica.

images         logo-sena              logounab_0             bk-logo220x48

 

Coordina: Manuel Cerón.  Administrador de empresas, conferencista internacional, más de 20 años de experiencia en meditación Raja Yoga.


Hay felicidad cuando se usa cada momento de una manera valiosa. La felicidad es la nutrición que más fortalece. Con felicidad, haces fácil lo difícil, y liviano lo que es pesado. Permanecer feliz y compartir felicidad con los demás es un gran acto de caridad. Cuando eres feliz, entonces no importa lo que suceda, nunca sueltes tu felicidad.

Pensamientos diarios: @bk_colombia

Paz Mental y bienestar

yoga

Sería difícil encontrar a alguien que rechazara la oportunidad de vivir en paz y armonía.

Las mejoras y cambios que llevo a cabo en mi vida parecen estar motivados solo por una búsqueda de equilibrio y plenitud.

Me ocupo de obtener posesiones, de establecer relaciones y de desarrollar actividades profesionales y sociales, pero en el fondo de todo, lo que de verdad quiero es mi porción de derecho a la paz y a la felicidad.

Incluso el comportamiento más extraño y condenable puede tener su raíz en esa búsqueda.

Muchos de mis actos, tanto los buenos como los malos, ocultan la necesidad imperiosa de “paz mental”.

Cuando algo me incomoda, la reacción inmediata es llevar a cabo los ajustes necesarios para acercarme a un estado de calma. La vida sigue, marcada por situaciones a veces demasiado duras y otras excesivamente amenas.

Lo curioso es que las tensiones internas aparecen tan sólo porque una parte de mí quiere paz y otra no me permite obtenerla.

En lugar de desarrollar esa tendencia innata o atracción hacia mi estado interno natural, parece que agoto mis provisiones de paz y poder, combatiendo.

No tengo confianza para apoyarme en recursos internos, así que acabo buscando apoyos externos, los cuales, inevitablemente, roban cualquier paz o estabilidad que pudiera haber con anterioridad.

Existe un potencial para el bien en nuestro interior que debe descubrirse y salir fuera.

La paz está compuesta de muchas cosas: amor, paciencia, sabiduría. No debes contentarte con un poquito de ella, sino llénate completamente.

A medida que te esfuerces por llevar paz a tus relaciones con los demás, tu misma naturaleza se hará pacífica.

Esto será beneficioso no sólo para ti mismo, sino también para todos los que te rodean.

Y de este modo ayudas a transformar el mundo.

No basta con que seas pacífico: debes irradiar paz y crear una atmósfera apacible mediante tus pensamientos y palabras en las relaciones con los demás.

Explora tu aspecto espiritual desde la meditación.

Entra en el silencio, eso permitirá que fluya un gran caudal de paz y bienestar en tu vida.

21 de septiembre. Día internacional de la paz.

onu-peacePAZ PARA TODOS
El hombre ha conquistado el espacio y muchas enfermedades, pero el hombre no ha conquistado su propia mente. El caos ha aumentado exponencialmente. La paz es un estado intrínseco y natural. Paz es la grandeza del espíritu humano. No puedo crear paz si no la he saboreado. Tengo que ser un ejemplo de paz…

Tengo que vivir con la verdad y valores. Ahora vemos la familia rota. En donde hay falta de paz y amor, la mente no trabaja bien. El conflicto es masivo por todas partes. A veces, en tiempos caóticos, emerge la paz. Como un faro de paz, me vuelvo un ejemplo para las personas en el mundo.

En este mundo de inestabilidad económica y caos político, tengo que controlar mis pensamientos, emociones y actitudes y crear paz. Tengo que tener relaciones ricas con los demás. Tengo que respetarme a mí mismo para poder respetar a los demás. Tengo que tratarme a mí mismo en una forma pacífica. Si deseo cambiar, tengo que cambiarme a mí mismo. Cuando cambie, el mundo cambiará.

La mente humana crea de 15 a 30 pensamientos por minuto. Mientras mi mente está sobre activa, tengo que tener paz en la mente. Mi mente reacciona rápidamente, de manera que tengo que aprender a ser pacífico para tener un mundo de paz. Tengo que acopiar la energía de la mente. El ambiente ejerce un impacto tremendo en mi mente, pero si sé quién soy yo, tengo un sentimiento de auto-identidad. Cuando el viejo ‘yo’ de la arrogancia viene a mis emociones, me vuelvo sensible y obtengo un falso sentido de mí mismo. Mi ego gobierna el mundo ‘interior’ y causa intranquilidad. El ego es la semilla de la intranquilidad, la falta de paz. El ‘yo’ afectará la forma como percibo el mundo.

Cuando el ‘yo’ está dominando, otros no me valoran. Me siento inferior y deprimido. En espiritualidad, mientras más me falta auto respeto, más minimizado me veo y creo intranquilidad. La esencia natural y original de mi ser es paz. Debo darme cuenta de quién soy yo y calmar mi mente. Medito y soy capaz de dar paz. Como pacifista, sé quién soy yo.

Tengo que tener paz en mi corazón. Cuando siento amor, lo expreso. El primer deseo de un ser humano es amor. Ninguna relación es permanente, pero la relación con el divino es la única relación que es permanente. Solamente cuando estoy en paz conmigo mismo puedo experimentar una relación de calidad. Paz en mi conciencia es la vasija de la verdad. Si realizo una acción en contra de la verdad, mi mente se vuelve intranquila. Solamente cuando traigo paz a mi vida, es que me puedo convertir en un pacifista. Nelson Mandela y Mahatma Gandhi fueron símbolos de paz.

Soy responsable de cómo me siento. Cada día, lidio con personas difíciles, Puedo elegir reaccionar o no. De manera que, tengo que saber cómo quitar el poder apropiadamente. Otra causa de intranquilidad es la urgencia de culpar. Cada pensamiento que tengo es mi elección. Tengo que elegir no reaccionar y traer paz a mi vida. Tengo que valorar a cada uno.

La vida es comunicación. Lo que digo, mis expresiones faciales y mis vibraciones, tendrán una enorme influencia sobre mi comunicación con las personas. Si soy crítico con una cara sonriente, las personas no se me acercarán. Si mi conciencia es amorosa y pacífica, influyo en mi relación con las personas. Tengo que mantener en mi actitud el valor de los demás. Tengo que ver lo Bueno de las personas y enfocarme en lo que está mal en mi relación con ellos.

La humildad es la expresión de un pacifista. En la medida en que soy humilde, en esa medida seré amoroso y amado por los demás. Formación, turbulencia, normativa y actuación so las bases de las relaciones humanas. Mi estado de ánimo, mi educación, mi cultura y mi pasado pueden distorsionar el sentido. Para ser feliz en este mundo, tengo que permitir que las personas piensen diferente. Si deseo paz, tengo que dar paz. Tengo que soltar todo y perdonar.
**Adaptado de la charla de Charles Hogg sobre ‘Paz para Todos’ el 2/9/16 en MALASIA

Pensamientos diarios: @bk_colombia

De la Tormenta a la Calma con Verónica McHuge

CELEBRACION DIA INTERNACIONAL DE LA PAZ

VERONICA AFICHE web

 

Inscríbete llenando el siguiente formulario:

DE LA TORMENTA A LA CALMA…

Durante siglos, el imaginario popular creó diversas imágenes de lo que es la tranquilidad. Lagos, casas de campo, playas… todo, menos la casa cotidiana o el trabajo diario.

Sin embargo, es ahí donde más vivimos, donde más horas pasamos y donde tenemos que interactuar con más personas.

El reto que enfrentamos hoy en día es encontrar una forma para crear un lugar de paz en medio del caos diario. Aunque no suene fácil, hay una técnica que puede ayudar en lograr esta meta.

Meditar y conquistar la paz interior

Durante siglos, la paz ha sido identificada con aspectos externos solamente. Esto nos ha dado una sensación de paz que, del punto de vista histórico, ha durado muy poco tiempo. La humanidad, en la ironía de la búsqueda por la paz, ha enfrentado guerras, conquistado y, eventualmente, entraba en nuevas guerras.

El ciclo de la paz está directamente vinculado al ciclo de las guerras. Si miramos nuestro contemporáneo vemos el mismo patrón: alguien declara guerra a alguien, con la meta de obtener paz; los sobrevivientes y aliados no-derrotados, normalmente después de un tiempo prudencial, entonces hacen guerra con los primeros para vengarse; a su vez, estos le hacen guerra para de nuevo estar en paz, etc.

Pero, analizando un poco más este ciclo, vemos un factor poderoso: TODOS LOS LADOS DE UNA GUERRA TIENEN COMO META LA PAZ. Una paz externa, conquistada con sangre y que mueve hacia nuevas guerras futuras. ¿Tendrá fin este ciclo?

Una forma de romper un ciclo es crear otro – probablemente, la única manera. La meditación ofrece un medio para esto fácil para cualquier persona, de cualquier edad o rango social.

Quien va a meditar

Lo primero es tener claro QUIEN MEDITARÁ.

Si hablamos antes del concepto de la paz como algo meramente externo, lo mismo pasa con el ser, el YO. Nos miramos en un espejo y nos identificamos fácilmente con esta cara que vemos. O bien, con la cultura en la cual fuimos educados, la edad o el sexo que tenemos. ¿Cuántas veces paramos para pensar qué hay detrás de esta piel?

Leer más…

Stand en la feria del libro UNAB – Bucaramanga

En la feria del Libro en la UNAB Bucaramanga, visite nuestro stand.

ulIBRO

BManga

Inicia: Lunes, 22 de Agosto,
Finaliza: Sábado, 27 de Agosto, 2016
APROVECHA YA LAS PROMOCIONES
LA PAZ COMIENZA + REFLEXIONES PARA UNA VIDA PLENA $15,000
EL PUNTO ALFA + DESCUBRIR LA ESPIRITUALIDAD $9,000
DESCUBRIR LA ESPIRITUALIDAD + SENTIRSE EN PLENITUD $7,000
EL PUNTO ALFA + POTENCIAL DEL PENSAMIENTO POSITIVO $8,000
LA PAZ COMIENZA + SENTIRSE EN PLENITUD $10,000
REFLEXIONES PARA UNA VIDA PLENA + SENTIRSE EN PLENITUD $10,000
EL CAMINO HACIA EL AUTOLIDERAZGO (LIBRO Y CD) $25,000
2 CD’s $25,000

Llama y pregunta por las conferencias programadas:

Sede Bucaramanga, Santander
Celular:  313 758 3197
email: bkbucaramanga@gmail.com

De la tormenta a la calma. Conferencia sept 15

VERONICA AFICHE 16

Inscripción previa click aquí

Durante siglos, el imaginario popular creó diversas imágenes de lo que es la tranquilidad. Lagos, casas de campo, playas… todo, menos la casa cotidiana o el trabajo diario.

Sin embargo, es ahí donde más vivimos, donde más horas pasamos y donde tenemos que interactuar con más personas.

El reto que enfrentamos hoy en día es encontrar una forma para crear un lugar de paz en medio del caos diario. Aunque no suene fácil, hay una técnica que puede ayudar en lograr esta meta.

Meditar y conquistar la paz interior

Durante siglos, la paz ha sido identificada con aspectos externos solamente. Esto nos ha dado una sensación de paz que, del punto de vista histórico, ha durado muy poco tiempo. La humanidad, en la ironía de la búsqueda por la paz, ha enfrentado guerras, conquistado y, eventualmente, entraba en nuevas guerras.

El ciclo de la paz está directamente vinculado al ciclo de las guerras. Si miramos nuestro contemporáneo vemos el mismo patrón: alguien declara guerra a alguien, con la meta de obtener paz; los sobrevivientes y aliados no-derrotados, normalmente después de un tiempo prudencial, entonces hacen guerra con los primeros para vengarse; a su vez, estos le hacen guerra para de nuevo estar en paz, etc.

Pero, analizando un poco más este ciclo, vemos un factor poderoso: TODOS LOS LADOS DE UNA GUERRA TIENEN COMO META LA PAZ. Una paz externa, conquistada con sangre y que mueve hacia nuevas guerras futuras. ¿Tendrá fin este ciclo?

Una forma de romper un ciclo es crear otro – probablemente, la única manera. La meditación ofrece un medio para esto fácil para cualquier persona, de cualquier edad o rango social.

Quien va a meditar

Lo primero es tener claro QUIEN MEDITARÁ.

Si hablamos antes del concepto de la paz como algo meramente externo, lo mismo pasa con el ser, el YO. Nos miramos en un espejo y nos identificamos fácilmente con esta cara que vemos. O bien, con la cultura en la cual fuimos educados, la edad o el sexo que tenemos. ¿Cuántas veces paramos para pensar qué hay detrás de esta piel?

Leer más…