Vive ser espiritual

Inscríbete aquí para recibir la programación semanal: http://bit.ly/2i1oMCr


¿Qué significa ser espiritual? ¿Acaso significa no volver a estar interesado en el mundo físico? ¿Te privas del gusto del mundo y te confinas a lo etéreo? ¿Cuál es el propósito de la espiritualidad?

No tener un claro entendimiento de estas preguntas es negarte a ti mismo un ingrediente vital para tu eficacia y bienestar. La verdadera espiritualidad está completamente separada de todo lo sobrenatural y poderes ocultos, que son tan populares hoy en día. Incluso es diferente de la religión. Verdadera espiritualidad trata de conciencia y comportamiento. Muy simple, significa tener una buena conciencia de tu eterna identidad espiritual y el tipo de valores que necesitas para estar vivo. Estar totalmente claros acerca de tu valor inherente, y cómo este puede ser reflejado en el diario vivir.

Las personas espirituales son simples, exitosas en aplicar un sentido elevado del ser en la manera que viven sus vidas. El propósito de la espiritualidad es hacernos más efectivos, por medio de ayudarnos a mejorar nuestro actuar. ¡La espiritualidad y la acción trabajan juntas! Esta trae un significado a las acciones, y las acciones traen un propósito a nuestra espiritualidad.

La espiritualidad juega un papel importante en el diario vivir, no obstante, es necesario un esfuerzo para iniciar el proceso. La búsqueda es el primer paso. Es natural buscar, para descubrir qué es verdadero, real, inmortal. Sin embargo, hay un paso después de buscar, lo cual es comenzar a fundamentar todo lo tuyo – los pensamientos, palabras, acciones, relaciones, etc. – en lo que has encontrado; lo que has llegado a saber. Es aquí donde comienzan los esfuerzos. Por ejemplo el pensar positivamente.

Podrías, en el transcurso de la búsqueda espiritual, entender el poder del pensamiento, cuales son buenos para ti y cuáles no. Un pensamiento positivo es la paciencia, el amor o cualquier virtud propia de estos. Es la virtud que crea el pensamiento positivo. Pero solo cuando la virtud es manifestada en la actitud, discurso o comportamiento que la espiritualidad en acción comienza.

Leer más

No se admiten más comentarios